Nuestra guía te ayuda a tomar una decisión meditada y responsable
Descargar
 
 
Encuentra tu perro en los refugios más cercanos a tu domicilio.
Encuentra tu perro
 
Cuantas más personas se involucren mayor será la ayuda.

¿Quieres adoptar un perro? ¿Estás seguro? ¿Estás dispuesto a dejar tu cama el domingo por la mañana para sacar al perro aunque llueva? ¿Estás dispuesto a dedicarle todo el tiempo posible?

 

¿Estás seguro de que quieres un perro?
¿Quieres adoptar un perro? ¿Estás seguro? ¿Estás dispuesto a levantarte de la cama el domingo por la mañana para sacar al perro aunque llueva? Necesita hacer ejercicio. ¿Estás dispuesto a dedicarle todo el tiempo posible?
¿Has pensado cómo afectará su llegada a tu estilo de vida, tu economía y otras complicaciones? ¿Estarás ahí cuando haga falta recoger o limpiar lo que ensucie? ¿Te levantarás por la noche cuando esté enfermo?
Si estás planeando adoptar, ya sea un cachorro, un perro adulto o un senior, el entusiasmo inicial se disipará y pronto te encontrarás con un compañero afectuoso que permanecerá a tu lado durante muchos años.
Arriba

PEDIGREE® apoya la adopción de perros de centros de acogida
Una gran mayoría de los perros adoptados de refugios no son cachorros. La mayor parte tienen de 2 a 3 años como mínimo. Por ello, se tratan en primer lugar en esta sección los perros adultos y senior y sus necesidades específicas.
No obstante, aunque estés planeando adoptar un cachorro de un centro de acogida, la mayor parte de la información te será también útil. Si deseas más información específica sobre cachorros, puedes visitar la sección dedicada a ellos.
A cualquier centro de acogida que acudas, siempre verás perros abandonados, deseosos de encontrar un hogar acogedor. La adopción en un centro de acogida tiene algunas ventajas. Al optar por este tipo de adopción, haces mucho más que salvar una vida: dejas libre una plaza para un perro o posibilitas que otro pueda prolongar su estancia en el centro, lo que aumenta sus probabilidades de que alguien lo adopte a su vez.
Otro aspecto nada desdeñable de la adopción en un centro de acogida es que generalmente se crea un vínculo absolutamente especial entre los dueños y los perros. Muy a menudo, abrir tu corazón y tu hogar a un perro abandonado sienta las bases de una relación extraordinariamente intensa. Puedes apostar a que tu perro te será fiel, afectuoso y cariñoso durante toda su vida.
Lee a continuación para evaluar tu motivación para la adopción.
Arriba

¿Por qué quieres adoptar un perro?
Antes de decidir el tipo de perro adecuado para ti, piensa en las cualidades que te gustaría que tenga tu futuro amigo. ¿Va a ser compañero de juegos de niños pequeños o hará compañía a una persona mayor? ¿Quieres que te siga el paso cuando sales a correr o que guarde la casa? El amor que le darás y vuestra vida juntos deben ser tan provechosos para ti como para tu nuevo compañero de cuatro patas.
Arriba

¿Qué tipo de perro quieres?
¿Qué tipo de perro quieres? Aunque pienses adoptar en un centro de acogida, puede que te intereses más por determinadas razas. La mayoría de los perros de refugios no son de raza, sino mestizos. Sin embargo, las personas que trabajan en los centros pueden conocer con bastante precisión sus orígenes.
Imaginemos que siempre has soñado con tener un Labrador. Es muy probable que encuentres sin dificultad un perro cruzado que presente las mismas características físicas y de temperamento. Lo más importante es informarse lo máximo posible, incluso antes de acudir a los centros, y, a fin de cuentas, rendirse al encanto de una pequeña naricita.
Arriba

Elegir el momento adecuado
Para un perro que espera encontrar un hogar que le acoja para toda la vida, cualquier ocasión es buena para ser adoptado. Pero no le des falsas esperanzas acogiéndolo en tu casa precipitadamente, para después decidir que no es el momento adecuado para ti. Los perros necesitan muchos cuidados y atención y, por lo tanto, tiempo.
¿Es el momento adecuado para adquirir un compromiso de este tipo? ¿Tu estilo de vida es suficientemente flexible para que un perro pueda formar parte de ella? ¿Tus compromisos actuales son complicados o llevaderos?
Arriba

Una responsabilidad económica a largo plazo
¿Estás en situación de asumir económicamente el mantenimiento y los cuidados de un perro? No olvides que esto puede representar un presupuesto considerable. Además de los gastos de alimentación y premios, tendrás que comprarle juguetes, un cesto y mantas, sin olvidar los gastos de peluquería, las facturas del veterinario, las posibles urgencias, etc.
Arriba

¿O esto, o esto, o esto?
¿Vives en una casa o en un piso? ¿En la ciudad o en el campo? Lo importante es que puedas asegurar a tu nuevo compañero el ejercicio diario que necesita para mantenerse feliz y en forma.
En los libros dedicados a las razas de perros, se explican generalmente las necesidades de ejercicio de cada una. Grande o pequeño, al volver de pasear, tu perro disfrutará sin duda de la comodidad del hogar. Y cuidado con las ideas preconcebidas: hay muchas razas de perros pequeños (por ejemplo el Jack Russell Terrier) que necesitan más actividad que perros de gran tamaño.
Arriba

Todo depende de la necesidad de ejercicio
Siempre que satisfagas sus necesidades de ejercicio, no importará demasiado si vives en la ciudad o en el campo. Desde luego, los parques y jardines por los que tu compañero pueda corretear sin correa, si ello está permitido, siempre son de agradecer, vivas donde vivas. En las zonas reservadas para perros sueltos, tu nuevo amigo podrá correr, jugar con otros perros y atrapar y devolverte juguetes.
Para un perro, es enriquecedor salir de paseo, especialmente si acostumbras a cambiar de itinerario, o acudir a parques o jardines públicos frecuentados por otros perros. De este modo puede encontrarse con otras personas y otros perros, y recibir los estímulos de un nuevo entorno.
Arriba

Macho o hembra, ¿es importante?
Tienes que decidir si prefieres un macho o una hembra. Los machos tienen tendencia a ser más dominantes y a tener más seguridad en sí mismos, mientras que las hembras suelen ser más afectivas y hogareñas. Desde luego, éstas son sólo generalidades: cada animal es diferente.
Arriba


    Términos de los servicios  | Propietario del sitio | Aviso legal
Privacidad | Aviso a los padres | Internacional | Contacto
© 2009 Mars, Incorporated, Reservados todos los derechos.
®/™ Pedigree, marca comercial de Mars, Incorporated y sus filiales.